Tipos de teletrabajo

Tipos de teletrabajo

El avance de las nuevas tecnologías ha provocado cambios importantes en la forma de trabajar. La actual situación que nos presenta a causa del COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de acelerar la implantación de sistemas para el teletrabajo. Las TIC y el software especializado agilizan las tareas en las empresas y permiten que el trabajo sea mucho más dinámico. Permitiendo incluso que pueda ser realizado desde cualquier lugar, sin necesidad de que el empleado esté en la sede física de la empresa.

El teletrabajo tiene ya implantación en muchos países. En Estados Unidos, en aquellos Estados en los que son comunes los temporales de nieve durante el invierno, es común que empleados públicos y privados tengan la opción de teletrabajar.
En España el trabajo en remoto todavía tiene mucho camino por recorrer, quizá porque tenemos una cultura muy asociada al presentismo. Pensamos que si un empleado no está físicamente en su puesto en la oficina no hará lo que tiene que hacer.
Sin embargo, la experiencia nos demuestra que no es así. Empresas que ya están animándose con el trabajo en remoto han podido comprobar que no hay un descenso en la productividad, sino todo lo contrario. El trabajador que tiene un empleo más flexible está más motivado y por tanto rinde más.
Con la crisis del coronavirus muchas empresas que jamás se habrían atrevido con el trabajo en remoto han tenido que implantarlo de forma repentina. Y quizá algo bueno salga de todo esto, al descubrir por fin que en muchos casos no es necesario que el empleado esté presente en la oficina 8 horas al día para que su trabajo esté bien hecho y a tiempo.
Aunque hablamos de teletrabajo en general, lo cierto es que no hay una única modalidad.

Existen varios tipos que es interesante conocer.

Trabajo en casa

Es quizá la modalidad más conocida y la más deseada por los empleados que quieren una mayor conciliación entre su vida personal y profesional. En este caso el perfil más habitual es el del freelance que trabaja a diario desde su casa y que generalmente lo hace además por cuenta propia.

Trabajo flexible

Implica una combinación entre el trabajo desde casa y el trabajo en la oficina. Normalmente se trata de empleados que deben trabajar en la oficina unos días a la semana y otros pueden hacerlo desde su vivienda.

Trabajo móvil

Supone el uso de tecnologías de la comunicación y de la información más avanzadas, de forma que el trabajador pueda realizar sus tareas desde cualquier lugar del mundo.
Es una modalidad de teletrabajo muy usada por aquellos que por su puesto de trabajo deben viajar con frecuencia, como comerciales o ejecutivos. Así no tienen que esperar a llegar a la oficina para completar sus obligaciones.

Trabajo en telecentro

En este caso el trabajador realiza sus tareas desde un centro de teletrabajo en el que encuentra a su disposición las herramientas que necesita: un ordenador, una buena conexión a Internet, etc. Estos espacios han evolucionado hasta convertirse en modernas oficinas y espacios de coworking que permiten trabajar y, a la vez, relacionarse con otras personas.
En algunas ocasiones el telecentro es organizado por la propia empresa, a fin de evitar que sus empleados tengan que desplazarse hasta sus instalaciones.
El teletrabajo no es el futuro, es ya el presente en muchas empresas que están consiguiendo ventaja competitiva gracias a él. Una alternativa que los empleados demandan cada vez más.